¡Good Morning! Hace unos días os escribía mis primeras impresiones sobre Dublín y ahora que mi viaje ha terminado y, ya estoy de vuelta a Barcelona, os puedo hacer una valoración general de lo que ha sido mi estancia en la capital irlandesa. He pasado una semana en Dublín y tengo que decir que ha sido una experiencia muy buena. He aprendido mucho y de todo.

Durante esta semana he hecho un total de 20 horas de clases de inglés, exactamente 4h diarias, de 9h a 13:30h, con un break de media hora entre clases. De las 9:00h a las 11:00h teníamos clase con una profesora con la que repasábamos la parte de gramática y el speaking; luego, de 11:30h a 13:30h, con una profesora distinta, practicábamos pronunciation y más speaking. También hemos practicado la parte de reading y listening. En solo una semana he podido mejor mi inglés, y me ha ayudado mucho el hecho de que sea el único idioma con el que me podía comunicar con la gente de mi alrededor.

cursos en el extranjero Irlanda cursos en el extranjero Irlanda

Por lo referente a la rutina que llevaba en Dublín era la siguiente: por la mañana de 9:00h a 13:30h iba a clases, y luego tenía la opción de comer en la academia, donde se quedaba la mayoría de gente. La familia se encargaba de hacerme la comida todos los días para llevármela a la escuela. Sobre las 14:30h, aproximadamente, acabábamos de comer y luego la academia te proponía una serie de actividades a las que te podías unir, entre ellas:  visitar la fábrica de Guiness, la Antigua Destilería de Jameson, el castillo de Dublín… Además, también ofrecen clases extras como por ejemplo clases de business, clases de preparación para Sant Patrick, etc. Participé en algunas y la verdad es que estaban realmente bien, éramos poca gente y aprendíamos de una manera distinta.

Sobre la ATC ACADEMY, tengo que decir que me ha gustado mucho cómo trabajan y cómo imparten las clases. Hay un máximo de 10-12 personas por clase lo cual facilita tanto el diálogo como el aprendizaje. La academia está situada en el centro de Dublín, en la calle William Street South, justo a una calle del Trinity Collage, y esto era genial para luego poder ir directamente a pasear por Dublín.

cursos en el extranjero Irlanda

También estoy muy contenta con la familia, ha estado genial, y todo lo que he necesitado me lo ha ofrecido. Se ha portado realmente bien conmigo. El ritmo de vida que llevan aquí es muy distinto al que llevamos todos nosotros. Una de sus costumbres que difiere de las nuestras son los horarios para comer, la comida es muy pronto, sobre las 12:30h y la cena también, entre 18:00h y 19:00h, aún así, te acabas acostumbrando en unos días.

Participar en uno de los cursos en el extranjero realmente es una experiencia que recomendaría a todo el mundo. En la academia hay alumnos de todas la edades desde los 18 años. Personalmente ¡he disfrutado de una compañía excelente y de una escapada de la rutina muy provechosa!