El método de enseñanza, la educación en el tiempo libre

Muchos se preguntan cuál es el método de enseñanza de los campamentos de verano en inglés en English Summer S.A. Hoy hablamos con Simon Dinslade, encargado del Departamento de Inglés que nos explica cómo funciona la organización en cuanto a su implicación con el inglés.

Bajo el lema ‘Our way of teaching makes learning fun’ nos implicamos para promover la formación académica de los alumnos a través de experiencias como la música, el teatro, los deportes o las manualidades. English Summer S.A. ofrece la formación del alumno de una manera dinámica con el fin de hacerlo atractivo para el alumno. El alumno está en contacto con el profesor nativo durante las cuatro horas de inglés diarias que se imparten durante la mañana. Y, además, el mismo profesor nativo se incorpora en el grupo de monitores para que potencie,  estimule e involucre al staff en la práctica del inglés durante el resto del día.

En los campamentos de verano se establecen principalmente dos retos, aprender inglés y disfrutarlo. En las clases de inglés realizamos ejercicios prácticos con técnicas de “writing, reading, listening and speaking”. La última hora de la clase la destinamos a la parte  comunicativa en la que se busca interactuar más con el alumno, dando razones a los niños para hablar inglés y para comunicarse, siempre mirando que los niños disfruten y aprendan. Un total de 36 horas semanales aproximadamente permiten al alumno estar en contacto con el inglés como lengua vehicular de su día a día y a la vez le hacemos pensar en otra lengua distinta de la materna. El aprendizaje del inglés requiere mucho esfuerzo y dedicación, y no solo debemos tenerlo presente durante las horas de clase sino el resto del día, por ello cuanto mayor sea la implicación del alumno y la organización, mayor será la evolución del alumno. Aunque como padres no podemos exigir un cambio radical del niño de la noche al día, debemos entender que es un proceso.

campamentos de verano en inglésHablar inglés fuera del aula es fundamental, el alumno lo practicará solo levantarse, en las comidas, en los deportes, en las fiestas… El hecho de tener gente nativa alrededor de ellos y quererse comunicar da razón. Además, para potenciar la comunicación entre alumnos hay centros en los que los alumnos de English Summer S.A. compartirán experiencias con alumnos internacionales: grupos de niños rusos. Esta combinación ya se hizo el año pasado y vimos que convivían perfectamente porque sabían que la única vía para hablar entre ellos era el inglés.

Lo importante es que los niños disfruten. Debemos pensar que los niños pasan un año en sus centros escolares con una rutina de clases fijada, aquí viven un período de reeducación en un espacio diferente destinado únicamente para ellos para aprender en un entorno lúdico.

La dinámica de las clases varia en función de la edad del alumno, en cuanto a los niños más pequeños les enseñamos habilidades básicas como compartir en clase experiencias, canciones, juegos en grupo y representar situaciones de la vida cotidiana enseñándoles las expresiones más comunes que pueden utilizar en su día a día. Los más mayores, por su parte, potencian sus habilidades comunicativas en inglés mediante debates y presentaciones. Un ejercicio práctico apto para mayores y pequeños y muy divertido sobretodo en los primeros días del campamento es el speed teaching, un juego de introducción en el que cada profesor hace rotaciones de cinco minutos en cada clase y los alumnos deben descubrir información de ellos mediante preguntas. Además se organizan olimpiadas en inglés y la búsqueda del tesoro, un ejercicio grupal donde la confianza y la coordinación del equipo es muy importante.

‘Our way of teaching makes learning fun’