Van avanzando los días y nuestros chicos de Waterford ya están totalmente adaptados a la ciudad. ¿Sabéis dónde fueron ayer? Jorge nos lo cuenta en el diario del monitor:

“Desde primer punto de la mañana, la tensión ya se notaba en el ambiente. ¿Algo que ver con la excursión a Wexford? Tal vez ha influido algo, sí, pero la verdadera razón no era esa, sino la actividad de esta noche. Comencemos desde el principio.

Tras las clases matinales en las que cada vez, nuestros alumnos adquieren una mayor fluidez y tras la comida de mediodía, el autobús ya estaba esperándonos en la puerta. En esta ocasión, hemos viajado hasta Wexford, a algo menos de una hora de Waterford. ¿La razón? Visitar uno de los antiguos barcos que transportaban a los inmigrantes irlandeses hasta las costas estadounidenses en años de pobreza y miseria.

5th day 2

La visita la hemos realizado desde la perspectiva de un campesino pobre, obligado a emigrar para escapar del hambre. No ha habido ni una sola persona que no haya quedado fascinada con los relatos del guía, imaginando como sería compartir un espacio de escasos 6 metros cuadrados entre 4 personas o cómo escurría la sangre de los animales que mataban a bordo (para el consumo de los turistas de primera clase) entre los tablones del barco hasta caer sobre los inmigrantes hacinados. Además de la sorprendente historia que encerraba ese barco, me ha llamado poderosamente la atención ver cómo los chicos entendían la inmensa mayoría de lo que el guía les transmitía, ya que hablaba relativamente rápido, y la atención y respeto que han mantenido en todo momento. ¡Así da gusto!

5th day 3  5th day 6
Tras la visita al barco, hemos aprovechado que estábamos en una ciudad diferente para dar un paseo y cambiar un poco de aires antes de que el autobús estuviese de vuelta con nosotros.

Y tras llegar a nuestro campus en Waterford y cenar… por fin llegó el momento que tantos estaban esperando. ¡Discoteca! Existe una sala que abre todos los jueves cerca de Waterford y a la que acuden alumnos de distintos campamentos y distintas nacionalidades. Ha sido una oportunidad magnífica para socializar un poco y romper con la rutina del día a día. Todos hemos sacado nuestro lado más divertido y hemos bailado al ritmo de los temas que han sonado a lo largo de la noche. Eso sí, a las 10:30 todos de vuelta ya y a las 11:00 en el cuarto para irnos a dormir.

5th day 7  5th day 8

¡Buenas noches! Mañana más pero no mejor, porque eso es imposible. – Jorge”

cursos-idiomas-extranjero.com