Nuestros chicos y chicas de Waterford (Irlanda) ya llevan 12 días viviendo esta aventura, ¡cómo pasa el tiempo! Jorge, el monitor acompañante, nos cuenta todo lo que hicieron durante el día de ayer:

“Good morning! Esta mañana, nos hemos levantado ya con una sensación de mariposas en el estómago. Y es que la actividad de la tarde no era para menos.

Tras las clases matinales y la comida, los alumnos se han dirigido rápidamente a sus habitaciones para prepararse las mochilas. Bañador, toalla y segundo calzado. ¿Os imagináis por dónde van los tiros? En esta ocasión, nos hemos dirigido al centro de aventuras de Dunmore, a escasos 30 minutos de Newtown.

Tal vez el día no ha acompañado como nos habría gustado… es más, incluso se veía alguna cara larga cuando nos dieron los neoprenos, mojados y fríos, por supuesto. A pesar de ello, los ánimos en general seguían por las nubes. La tarde de hoy prometía, sin duda, ser una gran tarde, de diversión y aventura.

12

En primer lugar los chicos se dirigieron hacia los hinchables. En efecto, hinchables. En medio del mar, inmerso en un paraje absolutamente espectacular de costa irlandesa, con increíbles cortados y playas prácticamente vírgenes. Todos lo pasaron en grande saltando en las colchonetas e intentando sortear los distintos obstáculos para no caer al agua, aunque al final, no se libró ninguno. ¡Menos mal que todos llevaban su neopreno!

12 2

12 3

Tras esta actividad, tocó piragüismo. Ni siquiera la lluvia impidió a los chicos navegar por las aguas irlandesas para acabar de descubrir los últimos rincones de la costa no visibles desde los hinchables. Desde luego, nadie se quejó de tarde.

12 4

Para acabar el día y, tras semejante desgaste físico, después de cenar nos dirigimos al cine del colegio. Fue aquí donde Will, uno de los monitores, nos enseñó una película que había producido con sus amigos, llena de efectos especiales y peleas. De este modo, la película sirvió a modo de ejemplo para una actividad que llevaremos a cabo otro día en la que serán los propios alumnos los que tendrán que desarrollar un guion y representar una situación que luego intentaremos llevar a la pantalla. Por último, como sobraba un poco de tiempo antes de irnos a la cama y, aprovechando que estábamos en el cine del colegio, vimos la película Píxeles. Al finalizar el horario de actividad nocturna y comenzar el tiempo libre antes de irnos todos a la cama, los monitores ofrecieron la oportunidad de quedarse a acabar de ver la película. Un ruso y seis españoles fueron los únicos que se quedaron, siguiendo a la perfección la película en versión original.

12 5Y esto es todo por hoy, que no es poco. Un abrazo, hasta mañana. – Jorge”

cursos-idiomas-extranjero.com