Aunque dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, la segunda semana del campamento de inglés es increíble. Tanto o más que la primera. A diferencia de la primera mitad del turno los chicos y chicas se levantarán esta semana cada día a las 8:30 horas. Siguiendo el horario habitual: desayunaron y fueron a clase.
Durante la comida, entro Froggy en el comedor encima de un descapotable. Vestido de rockero y con aires de chulería al son de la mítica canción de grease, invitó a los alumnos a la fiesta del Rock’n  & Roll organizada en Tamarit.

DSC06852

En la clase de la tarde los alumnos juntamente a sus techaers prepararon el teatro para la fiesta de mañana: Brazil Carnival. La clase que se haya preparado la mejor obra será la encargada de representarla delante de los padres el último día en la ceremonia.

Después de la clase de la tarde, fuimos a la piscina. Nos dividimos por equipos y los chicos y chicas compitieron en un campeonato de natación. Cada uno hacía su marca, se sumaban y se dividía por el número de componentes del equipo para obtener la media de cada equipo, poder compararlas y que hubiera un campeón. Los resultado se publicarán cuando estén listos. Evidentemente esta prueba da puntos para la clasificación de los Olympics.

 DSC06894

Pasada la merienda, quién quiso pudo disponer del móvil y de servicio de bar, pero llegadas las 18:00 todos los alumnos se reunieron en la gradas del jardín para atender a la explicación de la actividad que se iba a realizar a continuación. El juego era: “La bandera”. Consistía en que todos los chicos y chicas se dividieran en dos equipos, los cuales tenían que esconder su bandera donde quisieran. Cada equipo tenía que encontrar la bandera de su contricante, pero si se acercaban a la base contraria los del otro equipo que estarían defendiendo su base los pillarían y los llevarían a la cárcel. Disfrutaron mucísimo de la actividad, no querían que se acabara.

DSC06948

Se ducharon y Froggy rockero les invitó para que pasaran a su fiesta. Un grupo de chicos y chicas, querían participar en la fiesta. Pero Froggy les pidió que se vistieran como auténticos rockeros. Se fueron a cambiar rápidamente y el tiempo retrocedió medio siglo. Patillas largas, camisetas blancas con mangas dobladas, cinturon, tejanos , gafas de sol, gomina y una mezcla de chulería y prepotencia, cada chico entró con su chica. Trenzas, mejillas coloradas, falda roja, camiseta negra y sudadera rosa a lo Pink Lady. Todo estaba listo para que empezara el baile y la fiesta. Mientras los alumnos fueron pasando por el self-service de comida. Hamburguesas, bikinis y Coca-Cola fue el menú. Después de cenar, hubo varias actividades preparadas para los alumnos como el famoso tiro al MP… La fiesta acabó con los bailes del turno, y Froggy nos dijo: ¡buenas noches!

DSC07026

¡Nada más por hoy! ¡Mañana más, un abrazo a todos! Les invito a participar en nuestro día a día a través del Flickr y Twitter.